Errores a Tener en Cuenta en el Reparto de Energía en Comunidades de Propietarios

Repartos EnergéticosDesde que entró en vigor el último Código técnico de la edificación en el 2007 se han venido desarrollando diferentes acciones normativas, generalmente como consecuencia de la transposición de Directivas europeas, que están modificando la relación de los usuarios de vivienda con la energía de sus edificios.

Hoy, sumada esa situación a la crisis económica que estamos pasando, la gestión coherente de la energía y el uso racional de la misma hace que debamos vigilar todos los pasos que se den para controlar y gestionar los consumos y costes energéticos en una comunidad de propietarios donde se compartan suministros y servicios comunes.

Queda por transponerse una importante directiva que debería servir para cambiar los hábitos de consumo energético. Todos hemos oído hablar de la directiva 2012/27 donde se aboga por la instalación de contadores individuales y por un reparto individualizado de los costes de energía.

Frente a la situación actual, en la que estamos terminando el 2015 y en la que aún no se sabe nada de esa transposición, pero donde algunas empresas ya están presionando para meter sus productos/servicios sin tener o explicar todas las posibilidades, complicaciones y conflictos que pueden surgir, queremos invitar a todos a reflexionar sobre diferente aspectos a tener en cuenta y no cometer errores que luego generen mayor incertidumbre, conflictos y no consigan los resultados esperados que son ahorrar y mantener el confort al menor coste posible.

Leer más...

Errores a Tener en Cuenta en el Reparto de Energía en Comunidades de Propietarios

Repartos EnergéticosDesde que entró en vigor el último Código técnico de la edificación en el 2007 se han venido desarrollando diferentes acciones normativas, generalmente como consecuencia de la transposición de Directivas europeas, que están modificando la relación de los usuarios de vivienda con la energía de sus edificios.

Hoy, sumada esa situación a la crisis económica que estamos pasando, la gestión coherente de la energía y el uso racional de la misma hace que debamos vigilar todos los pasos que se den para controlar y gestionar los consumos y costes energéticos en una comunidad de propietarios donde se compartan suministros y servicios comunes.

Queda por transponerse una importante directiva que debería servir para cambiar los hábitos de consumo energético. Todos hemos oído hablar de la directiva 2012/27 donde se aboga por la instalación de contadores individuales y por un reparto individualizado de los costes de energía.

Frente a la situación actual, en la que estamos terminando el 2015 y en la que aún no se sabe nada de esa transposición, pero donde algunas empresas ya están presionando para meter sus productos/servicios sin tener o explicar todas las posibilidades, complicaciones y conflictos que pueden surgir, queremos invitar a todos a reflexionar sobre diferente aspectos a tener en cuenta y no cometer errores que luego generen mayor incertidumbre, conflictos y no consigan los resultados esperados que son ahorrar y mantener el confort al menor coste posible.

En primer lugar es importante tener en cuenta que la consecuencia de colocar equipos de medición (contadores/repartidores) es hacer un reparto individualizado del consumo y /o del coste. Pero eso supone cambiar en muchas ocasiones las reglas del juego de la comunidad.

Muchas comunidades siguen repartiendo sus costes en base a porcentajes de participación o a partes iguales. Con este cambio se pretende “obligar” a que cada uno pague lo que consume, lo que trae como consecuencia un importante cambio en los estatutos de la comunidad y que debe ser refrendado por la misma. Con este cambio las viviendas más grandes van a pagar más y las pequeñas menos…lógicamente. ¿Alguien se ha puesto a pensar que va a decir el vecino con la vivienda más grande que hasta la fecha pagaba igual que todos? Seguramente no esté muy de acuerdo y ponga todas las trabas.

Nuestra recomendación es primero dejar claro lo que supone repartir individualizadamente el gasto de calefacción y agua sanitaria y posteriormente evaluar cuál es la mejor opción para llevarlo a cabo.

Otro error importante dentro de estos procesos es “olvidarse” de la necesidad/obligación de colocar contadores de energía generales en todas las producciones, sean para calefacción o agua sanitaria.

Estos elementos son fundamentales para realizar las operaciones posteriores y gestionar el rendimiento global de la instalación, siendo su coste cercano a los 1.500 € por contador.

Por otro lado, y teniendo claro el paso a dar y los equipamientos a instalar, definir las fórmulas más adecuadas para el reparto es otro paso importante. La directiva recomienda un control a tiempo real exigiendo un periodo mínimo de facturación de 3 meses, siendo el objetivo un control a tiempo REAL del consumo y coste.

repartidor contador energia

Hoy en día hay muy pocos equipos de medición que permitan ofrecer un consumo a tiempo real, la mayoría da información diaria o semanal como los repartidores de costes, generalmente como consecuencia de la duración de sus baterías.

Con esto queremos decir que el usuario pierde la posibilidad de actuar instantáneamente si su consumo o coste se escapa de su planificación o previsión y es por ello necesario replantear correctamente la instalación de cualquier elemento y lo que supone a corto, medio y largo plazo.

Otro foco de futuros conflictos es la complejidad de la instalación de multitud de elementos dentro de las viviendas y los problemas de conectividad de los mismos, así como la integración de sus datos, su regulación y su parametrización en función al sitio donde están colocados.

Los contadores de energía, son elementos que se pueden colocar en cualquier instalación y su proceso de medición es estándar, pero en el caso de los repartidores de costes, cada elemento solo puede y debe estar colocado y programado para un tipo de radiador y una ubicación.

Cualquier variación o mal ajuste puede suponer pagar por una energía que realmente no se consume. Eso solo puede generar mal estar, desconfianza y conflictos dentro de una comunidad de propietarios. Ya se han detectado los primeros casos de repartidores colocados sin los parámetros adecuados y sin la integración de datos vivienda a vivienda.

Y por último mencionar que los repartidores o contadores no ahorran, si no van acompañados de otros elementos de control y regulación, como válvulas termostáticas, termostatos o crono termostatos y sistemas de regulación integral de la producción. Por lo que las inversiones que se planteen deben tener en cuenta todos estos aspectos para conseguir reducir la factura. Y que es fundamental que los trabajos de gestión y medición sean realizados por la misma empresa, lo mismo que los trabajos de repartos y gestión de cobro sean realizados por la misma.

Con todos estos detalles queremos finalizar poniendo encima de la mesa un escenario que contemple todos los problemas que nos podemos encontrar a la hora de realizar una correcta gestión energética dentro de una comunidad de propietarios y que cualquier error que comentamos ahora o que no hayamos tenido en cuenta nos afectara al desarrollo de nuestros servicios o de nuestro negocio.

GrupoSimec Energía bajo su plataforma de gestión energética administrativa STECHome y como apoyo a empresas gestoras de energía o administradores de fincas aboga por implantar sistemas realmente eficientes, que aporten valor a sus usuarios y que permitan a las empresas de gestión realizar de la manera más eficaz su trabajo y permitan a los usuarios conocer y gestionar su energía y recursos a tiempo real.

Plataforma de Gestión Energética Administrativa STECHome